fbpx

Conoce algunos de los estudios que nuestros estudiantes y profesores investigadores de Ponce Research Institute desarrollaron sobre la endometriosis.

Conoce algunos de los estudios que nuestros estudiantes y profesores

investigadores de Ponce Research Institute desarrollaron sobre la

endometriosis.

Cuidando tu salud reproductiva: Conoce más sobre la endometriosis

Por: Idhaliz Flores Caldera, PhD

Programa de Investigación de la Endometriosis

Ponce Health Sciences University – Ponce Research Institute y

Fundación Puertorriqueña de Pacientes con Endometriosis,FPPE, Inc.

 

En el mundo se estima que una de cada diez (1 de 10) mujeres padecen endometriosis, lo cual representa 176 millones de afectadas, de las cuáles un 40-50% podrían tener problemas

para quedar embarazadas. En EU se estima que son 5-9 millones de mujeres con endometriosis y en Puerto Rico, un estudio realizado por el Programa de Investigación de Endometriosis

determinó que en la Isla una de cada veinte mujeres (1 de 20) en edad reproductiva, o sea unas 50 mil mujeres, está diagnosticada con endometriosis. Este estudio también documentó que hay

una alto número de mujeres en Puerto Rico que tienen síntomas característicos de la endometriosis pero que todavía no ha recibido el diagnóstico. Este estudio también demostró

que hay una tardanza de 9 años (en promedio) desde que comienzan los síntomas hasta que se hace el diagnóstico clínico. Existen varias razones para esto:

 

1. No existen pruebas de sangre específicas y sensitivas para el diagnóstico de la endometriosis y la única manera para diagnosticarla es mediante una intervención

quirúrgica (“laparoscopía”). Durante este procedimiento, se hace una pequeña incisión en el abdomen y se inserta un tubo con un lente por el cual el/la ginecólogo/a puede

observar donde se encuentran los implantes de endometriosis y cuán severa es la condición. Debido a la falta de una prueba diagnóstica en sangre específica, y a la

necesidad de un procedimiento invasivo para hacer el diagnóstico, pensamos que la endometriosis es mucho más común de lo que se ha reportado.

 

2. Existe una percepción generalizada de que el dolor con la menstruación es normal, y que quien lo sufre debe “vivir con el dolor” pues es “parte de ser mujer”. Jamás deberíamos

permitir que alguien aquejado por dolor crónico e incapacitante, que causa disturbios en todas las facetas de su vida – trabajo, estudios, relaciones, maternidad – no pueda recibir

ayuda para estos síntomas. Debemos escuchar y sensibilizarnos ante el dolor que sienten estas mujeres y adolescentes, y facilitarles el camino hacia su diagnóstico y tratamiento y

así evitar un impacto mayor en su calidad de vida.

 

3. Los planes médicos no cubren el cuidado médico especializado requerido. Por lo pronto, la endometriosis solo se puede diagnosticar mediante una cirugía, preferiblemente por ginecólogos/as experimentados/as en este procedimiento. Algunos planes médicos ponen trabas a referidos a estos especialistas, y también a la cobertura de los medicamentos que estas pacientes requieren, las mayoría de los cuales son muy costosos.

 

La endometriosis no tiene una cura definitiva, pero existen varias estrategias de tratamiento que ayudan a aliviar los síntomas. Estos medicamentos previenen la menstruación y la ovulación, minimizando el que se produzca inflamación y dolor. Los tratamientos disponibles disminuyen los niveles de estrógeno (la hormona femenina) en el cuerpo— simulando un estado de embarazo o de menopausia— y así logran que las lesiones de endometriosis dejen de crecer y se atrofien. Además, durante la laparoscopía el/la ginecólogo/a elimina las lesiones de endometriosis visibles lo cual se ha demostrado disminuye significativamente el dolor. Usualmente los ginecólogo/as recomiendan un tratamiento combinado, es decir laparoscopía seguido de seis meses de tratamiento hormonal, basado en las circunstancias de cada caso en particular. La selección de la terapia depende de la severidad de los síntomas, la localización y extensión de las lesiones, el deseo de quedar embarazada, y la edad de la paciente. Aunque los tratamientos actualmente disponibles pueden tener efectos secundarios, estos pueden ser minimizados mediante la utilización de terapia de reemplazo hormonal y así ayudar a que las pacientes completen el tratamiento.

 

La medicina complementaria ofrece varias alternativas para el alivio de los síntomas de la endometriosis. Se sabe que cambios en estilos de vida como comenzar un programa de ejercicios, dormir lo suficiente, y comer saludablemente ayudan al cuerpo a combatir el dolor. Además, muchas pacientes con endometriosis han tratado varias modalidades de la medicina alternativa, incluyendo acupuntura, homeopatía, medicina tradicional china, yoga o meditación, además de remedios naturales como suplementos de vitaminas y hierbas, para aliviar el dolor y la inflamación.

 

Aún no está claro qué causa la endometriosis, pero factores genéticos, inmunológicos y ambientales juegan un rol importante en el desarrollo de esta enfermedad. La teoría genética se basa en la observación de que mujeres que tienen una hermana con endometriosis tienen un riesgo mucho mayor de contraer la enfermedad que mujeres que no tienen ningún familiar afectado. Estudios llevados a cabo en nuestro laboratorio y otros en el mundo indican que para algunas pacientes los factores genéticos parecen jugar un rol. Además, nuestro programa de investigación ha podido identificar moléculas inflamatorias que están elevadas o disminuidas en el suero de pacientes comparado con mujeres sin endometriosis. Estas investigaciones producen conocimientos que nos ayudarán a encontrar estrategias más efectivas para diagnosticar y tratar esta compleja enfermedad en el futuro.

 

Uno de nuestros proyectos de investigación colaborativos más importantes ha ayudado a obtener evidencia que indica que el estrés puede hacer que la endometriosis empeore. Estudios hechos en un modelo animal de endometriosis en el laboratorio de la Dra. Caroline Appleyard determinaron que el estrés psicológico hace que las lesiones sean más y más grandes, y la inflamación peor. Más aun, estos estudios demostraron que manejar el estrés y hacer ejercicios puede ayudar a hacer que las lesiones no crezcan tanto y la inflamación disminuya.

 

Por último, es recomendable participar de grupos de apoyo y educarse sobre esta condición que impacta todas las facetas de la vida de una mujer. En estos grupos conocerás a otras mujeres que entienden exactamente lo que sientes. Allí podrás expresarte y desahogar tus frustraciones mientras aprendes qué cosas les han funcionado a otras pacientes.

Para más información sobre nuestra próxima actividad para pacientes con endometriosis en Puerto Rico llama al 787-840-2575 x 2611, 2177, escribe a endopr@gmail.com, o visita nuestra página web www.endometriosispr.com.

También invitamos a las pacientes a unirse a nuestro grupo de Facebook, Endometriosis Puerto Rico, para que estén al tanto de nuestras

actividades a través del año. Para las adolescentes, tenemos también un grupo en Facebook –EndoTeens. También pueden seguirnos en Twitter en @endopr2010 y en Instagram en

endometriosis_pr

Validación de potenciales antígenos específicos para la endometriosis en un modelo in vitro

Autores: Miguel X. Oyola-Rivera MS, Dianise Rodríguez-García, Ignacio Pino DVM, Idhaliz Flores-Caldera, PhD

 

La endometriosis es una enfermedad que es influenciada por varios factores, entre ellos la inflamación del ambiente peritoneal en el útero. En algunos pacientes se ha observado la regulación errónea de la respuesta inmune contra las lesiones endometrióticas. Esto incluye niveles elevados de citoquinas pro-inflamatorias, macrófagos sobreactivados y una disminución en la actividad de las células asesinas naturales (NK) en la cavidad peritoneal. A pesar de la evidencia de que la endometriosis activa una respuesta inmune, las células en el remanente menstrual no son eliminadas efectivamente posiblemente debido a la regulación errónea en la activación de las células inmunes.

 

Como parte de este estudio se llevó a cabo un análisis de la activación de la respuesta inmune contra un panel de proteínas antigénicas que estaban diferencialmente expresadas al compararlas con tejido del endometrio de pacientes controles. De la hipótesis se desprende que estas proteínas antigénicas pueden ser utilizadas in vitro para mejorar la respuesta inmune.

Miguel X. Oyola Rivera- estudiante del programa doctoral de ciencias biomédicas de Ponce Health Sciences University. El estudiante pertenece al laboratorio de la Dra. Flores y trabaja para tartar de elucidar la respuesta inmune en Endometriosis. contra el tejido endometriótico, lo cual es un paso clave en el desarrollo de un tratamiento inmunológico efectivo para la endometriosis.

 

Sobre Ponce Health Sciences University Ponce Health Sciences University es una institución universitaria con un enfoque en las disciplinas de Medicina, Psicología Clínica, Ciencias Biomédicas, Salud Pública y Enfermería. Desde 1977 ha desarrollado profesionales altamente capacitados en en el campo de la salud. Ahora cuenta con un centro educativo en Santurce que ofrece una Maestría en Ciencias Médicas y un Doctorado en Psicología Clínica. Para conocer más sobre Ponce Health Sciences University, las personas interesadas pueden comunicarse al 787-840-2575, ext. 5724 o visitar www.psm.edu

X